Objectives and Key Results

OKR vs KPI

¿Qué es un OKR?

(“Objectives and Key Results.”)

En español “Objetivos y resultados clave”, OKR es el acrónimo de un objetivo que está vinculado a un resultado clave.  

OKR es una metodología colaborativa de establecimiento de objetivos utilizada por equipos e individuos para establecer metas desafiantes y ambiciosas con resultados medibles. Son la forma en que realiza un seguimiento del progreso y fomenta el compromiso en torno a objetivos medibles.

Los OKR funcionan de la misma manera para establecer objetivos en muchos niveles de la empresa pero también pueden funcionar para objetivos personales e incluso pueden ser utilizados individualmente. 


KPI (Key Performance indicator) o en español Indicadores Clave de Rendimiento, hace referencia a los resultados medibles que demuestran el desempeño con el que cumplen los objetivos los departamentos empresariales.

Los KPIs en Business Intelligence están orientados hacia las áreas principales de las organizaciones como finanzas, servicio al cliente, marketing, ventas, recursos humanos, logística, entre otras. 

Para seleccionar los KPI adecuados es necesario definir los aspectos del negocio que se desean examinar y tener a la mano los datos de mayor relevancia.


¿Cuál es la diferencia?

Los OKR y los KPI parecen ser simples acrónimos.

Sin embargo, son herramientas muy valiosas para definir y alcanzar objetivos, es importante establecer objetivos ambiciosos en toda la empresa para que se sientan motivados y saber cuánto están avanzando hacia el logro de objetivos. Es decir,  saber identificar problemas y poder alcanzar objetivos trazados.

¿Cuáles son los tipos de OKR?

Los OKR pueden ser de tres tipos:

      • Comprometidos: como su nombre indica, compromisos.
        Cuando se califica al final de un ciclo, se espera que un OKR comprometido tenga una calificación aprobatoria.
      • Aspiracionales: se denominan objetivos ambiciosos o “moonshots“.
        Son objetivos que parecen imposibles de alcanzar, deben obligar a los equipos y a las personas a salir de su zona de confort. También pueden ser a largo plazo o incluso transferirse entre los miembros del equipo para ampliar el compromiso de los empleados.
      • Aprendizaje: Se usan cuando aprender algo nuevo es el resultado más valioso para el ciclo.
        Si un equipo no está seguro de cómo proceder, podría establecer un OKR de aprendizaje que responda: “¿Qué es lo más importante que estamos tratando de aprender en los próximos 90 días?” Luego, los resultados pueden informar un OKR comprometido o aspiracional relacionado en el próximo ciclo.

¿Cuáles son los beneficios de los OKR?

El modelo de objetivos y resultados clave es una forma poderosa de expresar los objetivos de cualquier empresa. 

En una entrevista con Harvard Business Review, John Doerr afirma que hay cinco beneficios clave de OKR.
Estos cinco beneficios explican el acrónimo “F.A.C.T.S” para que cuando usemos los OKR, podamos decir que nos dan “just the F.A.C.T.S”.

Estos cinco beneficios clave de OKR son:

      • Enfoque: Puede haber más de un objetivo, pero menos es mejor.
        Los OKR realmente fuerzan la toma de decisiones por adelantado, un ciclo OKR debe comenzar con la pregunta: ¿Qué es lo más importante para los próximos tres (o seis o doce) meses?
      • Alineación: A medida que pasan de la planificación de los OKR a la ejecución, tanto los gerentes como los colaboradores vinculan sus actividades diarias a la visión de toda la empresa de la organización. El término para este vínculo es alineación.
      • Compromiso: Después del enfoque y la alineación vienen los compromisos.
        Los compromisos son
        OKR que todos acordaron que se lograrán. Los cronogramas y los recursos se ajustarán para garantizar que se cumplan y el seguimiento de estos compromisos se realiza de forma transparente. El objetivo es esforzándose y en menor medida conocer si se está está logrando.  Se debe dar prioridad a que exista alineación y transparencia.
      • Seguimiento: El seguimiento de los OKR desde el producto hasta el resultado es la razón por la que la gestión por objetivos es tan popular entre las empresas de primer nivel. Cada OKR debe poder ser rastreado a través de las métricas establecidas cuando se escribieron. Y si bien los OKR no requieren un seguimiento diario, las revisiones periódicas, preferiblemente semanales, son esenciales para evitar errores.
      • Estiramiento: “Estirar” es lo último pero no por eso menos importante.
        Los OKR intrínsecamente empujan a las organizaciones a esforzarse más, a ganar un poco más de lo que pensaban que era posible.

¿Pueden los OKR y los KPI trabajar juntos?

Los KPI y los OKR en realidad juntos, funcionan bastante bien.

El KPI es un punto de partida de una conversación sobre las mejoras que se deben implementar o los problemas que se deben resolver, y el OKR especifica un área de enfoque y los resultados medibles que se deben lograr para lograr esas mejoras. 

 Decidir qué es lo más importante es la base para redactar OKR.

El análisis de su desempeño en comparación con los objetivos de KPI le permite comprender cómo mantener en marcha los negocio de la empresa. La mayoría de empresas hoy en día están midiendo sus KPI´s para seguir siendo funcionales y mejor organizadas.

Sin embargo, contar estos indicadores realmente no dice directamente cómo mejorar. No se puede hacer crecer un negocio simplemente diciendo “necesitamos alcanzar un objetivo de ingresos más alto”. Si se está quedando atrás en sus objetivos de KPI, ¿Qué se necesita mejorar exactamente para volver a encarrilar todo?

Aquí es donde la combinación OKR y los KPI pueden funcionar mejor juntos.

OKR o KPI: ¿Cuál es mejor?

No hay una opción correcta o incorrecta al momento de elegir entre OKR y KPI. Para determinar qué metodología es más adecuada para ti, deberás tener claras tus intenciones.
No hay una opción correcta o incorrecta al momento de elegir entre OKR y KPI. Para determinar qué metodología es más adecuada para cada empresa y escenarios se deberán tener claras las intenciones.

Conclusión

Como puede ver, el concepto “OKR vs KPI” incluye dos marcos que tienen intenciones y lógicas totalmente diferentes detrás de ellos.

Los indicadores y objetivos clave de rendimiento, y los resultados clave coexisten muy bien. Se recomienda usar ambos marcos en su negocio, pero sirviendo a  propósitos completamente diferentes. Use los OKR para establecer objetivos y mejorar su negocio y los KPI para monitorear el desempeño general del negocio.

Para el establecimiento de objetivos enfocados y orientados a la mejora, definitivamente pude que usar OKR sea una mejor opción. La metodología OKR ofrece grandes beneficios para las organizaciones, como transparencia en toda la empresa, comunicación efectiva de prioridades y, lo más importante, alineación de objetivos.

 

Otros temas de interés

Data Warehouse VS Data Lake

¿Cómo NO seleccionar una herramienta de Business Intelligence?

Tipos de Data Warehouse

Artículos relacionados

Visto: 22 veces

Deja un comentario